Una buena organización del tiempo en el trabajo ayuda a sacar más provecho de lo que haces, a sentirte mejor y menos presionado, e incluso, a disponer de tiempo para hacer otras cosas.El tiempo es un recurso para cualquier actividad profesional. Administrarlo eficazmente permite optimizar el rendimiento y conseguir mejores resultados con menos esfuerzo.Las habilidades para gestionar bien el tiempo, tales como planificación, organización, delegación, orden, priorización de tareas, entre otras, incrementan la eficiencia y la productividad.

Hablar en público con fluidez, claridad, transmitiendo seguridad y con un contenido estructurado es clave para que el mensaje llegue adecuadamente a la audiencia.Esta formación incide en la preparación cuidadosa de la planificación de las presentaciones, y en el desarrollo de las habilidades comunicativas, verbales y no verbales, que le permitirán al alumno conseguir el dominio de este proceso comunicativo.