DDDD

1 resultado

El conocimiento de las buenas prácticas del desarrollo de software hace que los productos terminados con estos principios cumplan con todas las métricas de calidad de desarrollo como robustez, mantenibilidad, desacoplamiento, coherencia, escalabilidad y una vida útil más larga, que se traduce en un mayor ROI y en un menor time-to-market cuando sea necesario ajustar el producto para seguir siendo competitivos en el mercado.